Ritual de Abundancia

Visualización creativa: 
Prosperidad no es sólo algo tangible. Somos prósperos en la medida en que nuestros pensamientos sean abundantes, y qué mejor manera de empezar el día que concentrando la energía en prosperidad. Dedique los primeros 5 o 10 minutos de su día (apenas se despierte y aún en la cama) a pensar abundantemente – en vez de concentrarse en los problemas a resolver. Construya este hábito y notará la diferencia. Qué es pensar abundantemente? Determine que su día será maravilloso! Véase a usted mismo durante el día sonriendo y feliz!

Tenga pensamientos positivos y remítase a tiempos en que se sintió en paz y contento, y reproduzca esos sentimientos. Practique ejercicios de visualización para planear su día energéticamente. De esta manera, su día empezará de la manera indicada y esta energía positiva alimentará su actitud y pensamientos.

Termina el día próspero:
Al igual que nos levantamos concentrándonos en la prosperidad que rige nuestras vidas, dediquemos los últimos 5 o 10 minutos de día antes de dormirnos apreciar todo lo bueno que vivimos en las últimas horas. Se sorprenderá de lo mucho que encuentra! Desde la persona que nos sonrió, hasta el haber podido comer lo que quisimos hoy, o el tener sentidos para apreciar el día soleado! Siempre hay algo positivo en cada día! Acompaña este mágico momento con un incienso natural que permita elevar aún más tu nivel de consciencia. 

Valora y vive tu presente, tu aquí y tu ahora.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *