“Inhalar el humo que exhalan las hoja secas y resinas cuando se queman nos eleva a un estado sublime de inspiración.
El perfume se libera, se esparce y asciende cuando su esencia hace química con el fuego;
un acto alegórico del momento en que el espíritu se sacude el cuerpo para devolverse, amante, a las esferas del cielo.”

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *