Usted creía ya saberlo todo sobre los inciensos. Pero aquí le pasamos información que le interesará. Algunos inciensos químicos son sospechosos de portar elementos cancerígenos. En Humos.cl ofrecemos todos nuestros productos libres de química.

Humos.clEn las últimas décadas el incienso se ha ido extendiendo por todo el mundo y hoy en día se pueden encontrar decenas de marcas en el mercado. No obstante, esta gran variedad de marcas y de aromas son fabricados con aceites sintéticos de forma artificial y, por consiguiente, no aportan los beneficios que las plantas, especies, árboles y flores nos brindan.

Ciertamente, las grandes casas de incienso no pueden satisfacer una demanda tan amplia como la actual con sustancias naturales, por lo que recurren a la fabricación de aceites químicos. Ésta es la razón por la que el incienso ha cogido cierta fama de ser un producto nocivo para la salud. No sin cierta razón. De hecho, varios estudios científicos publicados por renombradas revistas como “New Scientist” o “Cáncer” han sido realizados en los últimos años concluyendo que el uso de inciensos fabricados con esencias químicas aumentan las posibilidades de desarrollar cáncer, especialmente en las vías respiratorias. Sustancias encontradas en este tipo de inciensos tales como hidrocarbonos poliaromáticos, carbonilos y benzopirenos están catalogadas por la OMS como altamente cancerígenas.

INCIENSOS NATURALES

Sin embargo, el incienso natural tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud. Primeramente cabe decir que el incienso consta principalmente de una resina vegetal de la familia de las burseráceas y más concretamente de un género de árboles llamado Boswellia, popularmente conocido como árbol del incienso. La resina de este tipo de árboles se extrae de las hojas, del tronco y de las ramas, y es de un color blanquecino; un látex espeso y de aroma penetrante que al secarse se convierte en un polvo de colores muy claros. La principal función de las resinas es la de proteger y nutrir los árboles y plantas, y sus aromas estimulan la respiración profunda, pues tienen propiedades balsámicas y expectorantes. Todo el mundo ha podido experimentar cómo, al encontrarse en la montaña o en mitad de un bosque, se le han dilatado los pulmones y ha podido respirar profundamente, notando una sensación de bienestar y confort con el entorno y consigo mismo. Éste, sin duda, ha sido uno de los muchos motivos por los cuales las antiguas culturas quemaban estas resinas. En sus ceremonias y actos sagrados quemaban incienso con el fin de purificar los espacios e, igualmente, se servían del incienso para ayudar en los tratamientos de innumerables enfermedades; entre ellas, cabe destacar que el incienso era muy utilizado para tratar la melancolía. Algo que recientemente ha confirmado un equipo de científicos de la Universidad de Johns Hopkins (EE.UU.), al concluir que la utilización del incienso genera ambientes de serenidad y armonía que ayudan a aliviar los estados depresivos y de ansiedad gracias a los efectos relajantes y equilibrantes de los aceites y resinas naturales que contienen.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *