La antigua China

En la antigua China creían que las distintas esencias provocaban diferentes reacciones: tranquilidad, recogimiento, lujo, belleza, refinamiento o, incluso, nobleza.

Heang, las palabras usadas para referirse a los placeres y beneficios de los aromas, formaban todo un concierto de fragantes notas. Se podrían elegir otras palabras que no fueran nobleza o lujo, para describir cómo nos afecta el aroma, pero hoy se sabe que los olores tienen un poderoso efecto sobre las personas.

A través de nuestro blog, podrán ir encontrando sugerencias sobre cómo usar el incienso para crear ambientes, realzar actividades y crear entornos adecuados para momentos valiosos y reflexivos, tanto a solas como compartidos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *