Inciensos, no todos son iguales

La revista The Ecologist publicó el siguiente artículo de los inciensos 100% naturales. En el que se explica cuáles son las grandes diferencias del incienso natural con respecto los inciensos comerciales, y cómo éstos últimos pueden afectar a nuestra salud.

Usted creía ya saberlo todo sobre los inciensos. Pero aquí le pasamos información que le interesará. Algunos inciensos químicos son sospechosos de portar elementos cancerígenos. Humos.cl lanza al mercado chileno con productos libres de química.

En las últimas décadas el incienso se ha ido extendiendo por todo el mundo y hoy en día se pueden encontrar decenas de marcas en el mercado. No obstante, esta gran variedad de marcas y de aromas son fabricados con aceites sintéticos de forma artificial y, por consiguiente, no aportan los beneficios que las plantas, especies, árboles y flores nos brindan.

Ciertamente, las grandes casas de incienso no pueden satisfacer una demanda tan amplia como la actual con sustancias naturales, por lo que recurren a la fabricación de aceites químicos. Ésta es la razón por la que el incienso ha cogido cierta fama de ser un producto nocivo para la salud. No sin cierta razón. De hecho, varios estudios científicos publicados por renombradas revistas como “New Scientist” o “Cáncer” han sido realizados en los últimos años concluyendo que el uso de inciensos fabricados con esencias químicas aumentan las posibilidades de desarrollar cáncer, especialmente en las vías respiratorias. Sustancias encontradas en este tipo de inciensos tales como hidrocarbonos poliaromáticos, carbonilos y benzopirenos están catalogadas por la OMS como altamente cancerígenas.

INCIENSOS NATURALES

Sin embargo, el incienso natural tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud. Primeramente cabe decir que el incienso consta principalmente de una resina vegetal de la familia de las burseráceas y más concretamente de un género de árboles llamado Boswellia, popularmente conocido como árbol del incienso. La resina de este tipo de árboles se extrae de las hojas, del tronco y de las ramas, y es de un color blanquecino; un látex espeso y de aroma penetrante que al secarse se convierte en un polvo de colores muy claros. La principal función de las resinas es la de proteger y nutrir los árboles y plantas, y sus aromas estimulan la respiración profunda, pues tienen propiedades balsámicas y expectorantes. Todo el mundo ha podido experimentar cómo, al encontrarse en la montaña o en mitad de un bosque, se le han dilatado los pulmones y ha podido respirar profundamente, notando una sensación de bienestar y confort con el entorno y consigo mismo. Éste, sin duda, ha sido uno de los muchos motivos por los cuales las antiguas culturas quemaban estas resinas. En sus ceremonias y actos sagrados quemaban incienso con el fin de purificar los espacios e, igualmente, se servían del incienso para ayudar en los tratamientos de innumerables enfermedades; entre ellas, cabe destacar que el incienso era muy utilizado para tratar la melancolía. Algo que recientemente ha confirmado un equipo de científicos de la Universidad de Johns Hopkins (EE.UU.), al concluir que la utilización del incienso genera ambientes de serenidad y armonía que ayudan a aliviar los estados depresivos y de ansiedad gracias a los efectos relajantes y equilibrantes de los aceites y resinas naturales que contienen.

AROMATERAPIA

Cabría señalar que, dependiendo del tipo de árbol, plantas y flores que se utilicen, los efectos de los aromas pueden variar, siendo unos más relajantes y equilibradores (caso de los aromas amaderados), otros más dulces y sugestivos (caso de los aromas florales) y otros más vitalizantes y enérgicos (caso de los que contienen frutos y especies). El conocimiento de estos aromas empezó a tratarse hace algunas décadas gracias a la aromaterapia, que día a día va descubriendo este profundo vínculo que existe entre las emociones y los aromas naturales. Las resinas más utilizadas son la del copal, olíbano, mirra, madera de sándalo, la de benjuí, la de Himalaya, cuyo aroma es muy penetrante y característico. No obstante, existen cientos de aromas y de combinaciones posibles. 

PROCEDENCIAS

El incienso tibetano suele ser más asilvestrado, de aromas más intensos y frescos. No utilizan sticks, las barritas son más gruesas y así mismo es un incienso que por lo general es totalmente natural. Sin embargo, es el incienso de India el más consumido y el que más riesgo tiene de contener aceites químicos. De hecho, la gran mayoría del incienso que hay en el mercado (a excepción de los dos anteriormente mencionados) está fabricado con esencias químicas, nocivas para la salud. Para cubrir este vacío la empresa Humos.cl  está introduciendo en el mercado chileno un incienso que garantice la naturalidad de sus ingredientes, así como las relaciones justas y solidarias.

SOLIDARIDAD

También se podría decir que nuestros inciensos son de comercio justo. -A su vez nos hemos preocupado de establecer las bases de unas relaciones comerciales justas y honestas desde el fabricante hasta el consumidor final. Controlamos que en los procesos de fabricación no haya mano de obra infantil y que el fabricante cobre un precio justo. Igualmente nuestros márgenes han sido ajustados con el fin de ofrecer un producto de la más alta calidad a un precio muy competitivo.

¿Qué nos diferencia?

-A pesar de que no es nuestra intención desprestigiar otros inciensos, es necesario decir que las grandes marcas de incienso no pueden permitirse utilizar productos naturales por el enorme volumen de producción. Sin embargo nuestro incienso es fabricado por una empresa familiar de producciones modestas, lo que permite la utilización de productos naturales en detrimento de los aceites químicos que utilizan los grandes fabricantes para emular los aromas. Esto garantiza que en la fabricación del incienso Humos.cl  se utilicen únicamente ingredientes naturales: cortezas de árboles, ramas, resinas, cáscaras de frutas, aceites de plantas, flores, frutos, especies. Estas diferencias son claramente apreciables en la calidad y fidelidad de los aromas originales, así como en la propia salud del consumidor; pues éste no estará respirando ningún compuesto químico.

Habladnos del proceso de fabricación

-En primer lugar se recolectan las especies, las maderas aromáticas, las resinas naturales, las hierbas y las plantas que se van a utilizar. Posteriormente se separan las flores, los tallos, las hojas y las raíces según sea la parte que se desee utilizar. Según procedimientos tradicionales se destilan y se extraen los aceites que habrán de ser utilizados. Una vez transcurrido el proceso de secado de los diferentes ingredientes, se muelen hasta conseguir un fino polvo. Con este polvo se realizan las mezclas para conseguir la fragancia deseada y se añaden las resinas naturales y el carbón vegetal que se extrae de la cáscara del coco. Con esta pasta se enrollan los palitos de bambú. Una vez se les ha dado forma, se dejan secar al sol durante varios meses (el tiempo es variable dependiendo de la humedad y de la temperatura). Una vez se ha secado la pasta, ya están listos para empaquetar. Este proceso de fabricación que se realiza en su totalidad artesanalmente. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *