Los tibetanos han considerado los inciensos no solo como un medio de purificación y limpieza sino que para ellos forma parte de su medicina. Purificando el plano espiritual alcanzan la sanación física o mental. Los inciensos tibetanos suelen llevar una mezcla de ingredientes importante, entre 20 y 40 plantas y hierbas distintas finamente molidas.

Uno de los inciensos más curiosos que podemos encontrar en los monasterios budistas es el denominado “Rope” o “Dahoop” que significa cuerda.

Este incienso se hace con hierbas y otros materiales vegetales en papel de arroz y luego girando el papel para formar una ‘cuerda’ pura y 100% natural.

Te recomiendo quemar el dahoop como yo quemo todos los inciensos: En un recipiente lleno de arena de cuarzo, depositándolo encima. El recipiente puede ser de cerámica o metálico.

01 Incienso tibetano Rope.

Paso 1

Con el papel ya cortado se deposita en él una pequeña cantidad de los ingredientes.

 

 

 

 

 

¿Quieres probar un auténtico incienso tibetano hecho a mano?

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *