Humos.cl2-Elige el lugar en el ambiente donde deseas encender un incienso, debiendo éste ser de buena calidad. Evita inciensos químicos, con aceites tóxicos, prefiere siempre inciensos naturales. Busca un quemador de resinas o de inciensos, a fin de evitar que alguna chispa incandescente pueda causar un daño indeseable.

-Sujeta el incienso entre tus manos (aún apagado). Coloca las manos en oración delante de la frente con el incienso entre ellas. Eleva tu pensamiento hacia lo alto, poniendo una intención positiva en la quema del incienso, y respira hondo varias veces. La intención es la clave de todo, hazlo con mucha concentración.

-Enciende el incienso y da gracias por las bendiciones recibidas. Podrás dejar el incienso fijo en alguna parte de la casa, pero también podrás moverte por el interior del ambiente llevando contigo el incienso encendido, liberando su humo y sus propiedades balsámicas.

-Para aplicar las energías del incienso a una persona, rodéala con el incienso encendido a distancia de medio metro de ella, y deja que suavemente el humo obtenido toque todo su cuerpo. Preferentemente solicita que la persona que va a ser incensada permanezca de pie con los brazos bien abiertos en forma de cruz. Camina suavemente en torno a la persona, sosteniendo el incienso, liberando el humo y manteniendo una fuerte intención positiva.

-Estas prácticas promueven purificaciones muy intensas tanto en hogares, ambientes y objetos, como en las personas, principalmente de energías mentales y emocionales en desarmonía.

-Mucho se habla de las resinas y sus propiedades, yo prefiero decir que elijas la resina o tipo de incienso con tu intuición y úsalo con tu intención, ese es y siempre ha sido el secreto del buen uso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *