De acuerdo con el Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la palabra solsticio proviene del latín ‘solstitium’, que significa sol quieto.
Ya que es uno de los dos puntos del año en los que el Sol parece estar en sus puntos norte y sur más extremos, es decir, que su trayectoria se encuentra a la máxima distancia del ecuador celeste.
Es un día que se celebra de una forma especial y es que es sinónimo del crecimiento y la vuelta a la vida.
Para algunas tradiciones, es la fecha propicia para comunicarse con las hadas y espíritus de la naturaleza.
En la antigüedad se pensaba que las plantas que florecían o germinaban en este periodo contaban con poderes más curativos y sanadores de lo habitual.
Una de las costumbres era encender hogueras para protegerse de espíritus malignos y las brujas, que veían en este día una gran carga mágica.
Además, otras teorías aseguran que la línea que separa el mundo terrenal de otros mundos adquiere un mínimo espesor, y por tanto es muy fácil traspasar el límite. Hay leyendas que ven en el exceso de luz solar el motivo por el que los espectros se esconden y no se sienten cómodos.
La llegada de este Solsticio de verano 2014 supone la incursión en un tiempo de máxima vitalidad. El hombre se encuentra explosivo y activo tanto como la fuerza que imprime el Sol sobre la Tierra

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *